Trituradoras de maíz

El maíz esta considerado como uno de los cereales más importantes en el mundo junto con el arroz y el trigo. No solo se trata de un alimento que proporciona nutrientes a los seres humanos, sino que además también es de gran beneficio para los animales.

De hecho es también una de las principales materias primas en la industria de la transformación ya que con el se produce el aceite, almidón, bebidas alcohólicas, además de edulcorantes alimenticios e incluso combustible. De ahí la importancia de contar con una trituradora de maíz.

¿Por qué comprar una trituradora de maíz?

Debes saber que existen diferentes modelos de trituradoras de maíz pero sin duda el más común y que de hecho se ha estado utilizando en muchos hogares por largo tiempo es aquel que consta de una manivela y una pequeña tolva donde se deposita el maíz. El usuario simplemente tiene que dar vuelta a la manivela para comenzar a triturar el maíz. Estamos hablando entonces de un tipo de trituradora de maíz que se opera de forma manual.

Lo interesante de este tipo de trituradoras de maíz manuales es que son muy fáciles de utilizar y además por su diseño se pueden colocar básicamente en cualquier superficie plana como una mesa. Incluyen un mecanismo de sujeción similar a una prensa que permite fijarlo firmemente a cualquier superficie plana para mantenerlo estable durante su operación.

El usuario simplemente tiene que colocar en el receptáculo la cantidad de maíz a triturar y después solamente dar vueltas a la manivela para comenzar con el proceso de trituración. Lo genial de este mecanismo es que a medida que el maíz se va triturando, el usuario puede ir agregando más maíz para mantener un proceso de triturado constante. El principal inconveniente de este tipo de trituradora de maíz es que la cantidad de producto que se obtiene de la trituración va a depender de cuanto tiempo pueda soportar el usuario ya que es un proceso cansado.

Afortunadamente también existen trituradoras de maíz que son automáticas debido que son accionadas por un motor que se acopla al mecanismo de trituración. El diseño y la estructura de este tipo de trituradoras consiste en una base rectangular donde se monta la trituradora y el motor a un costado. El motor transfiere toda su potencia a través de una banda que hace girar el mecanismo de trituración, lo que significa que el triturado es automático y constante sin necesidad de detenerse o operar manualmente.

Por lo tanto la producción con este tipo de trituradoras es más alta ya que el proceso de trituración no depende de la resistencia sino de la cantidad de maíz disponible. Cabe mencionar que también existe otro tipo de maquinas para triturar maíz que utilizan un sistema de trituración basado en rodillos. En este caso el maíz es depositado en una tolva con salida directa al espacio central entre dos rodillos que se hacen girar a medida que el maíz cae de tal manera que el proceso de trituración también es manual. El producto resultante se deposita en un receptáculo en la parte inferior.